martes, 10 de noviembre de 2009

Microentrada VIII Tarde un poco rara

Mi idea de hoy era poneros la gramola de este mes. Pero al llegar al trabajo nos enteramos de que el padre de una alumna se suicidó ayer noche. La niña ha venido igual al colegio y ha estado jugando como si con ella no fuera la cosa. No creo ni que lo sepa. No conocía personalmente al padre porque no es alumna directa, pero aún así te queda mal cuerpo. Mañana veremos que pasa.

7 comentarios:

Pío Valera dijo...

UPS, pobretica.... que fuerte..

Besos.

Música dijo...

que noticia más violenta rey..., y que extraño para tí deber ser ver esa normalidad en la niña..., ella que con el paso de los años en las distintas edades tendrá que encajar este golpe, lo siento mucho nene.
Un abrazo largo y fuerte y mi deseo de que descanses mucho y bien esta noche.

Pecosa dijo...

Joder...

Aunque no conozcas a la persona, estas cosas siempre son desagradables. Y más si hay niños de por medio.

ulises dijo...

Cuando eres niño tienes una concepción de las cosas muy distinta. Los tiempos son diferentes y aun no se habrá dado cuenta de la falta de su padre aunque se lo hayan dicho.
A ver como evoluciona la cosa.

Mery Fence dijo...

Estas son las típìcas cosas que nos hacen parar de repente y reflexionar.

Pobre criatura, pobre. Tan pequeña...

Mica dijo...

Buff, qué pobre! Siempre te deja tocado, aunque no sea alguien cercano a tí. Lo peor vendrá cuando se de cuenta que no está su padre y luego, cuando sea un poco más consciente de las cosas, y sepa que se suicidó.
Un besote.

Loco dijo...

A todos:

La verdad que este tipo de situaciones es lo peor que tiene mi trabajo. Te da más de lo que piensas, pero a veces hay cosas que te superan. Ya no es la primera vez que algún padre se suicida. Tampoco estamos libres de separaciones con complicaciones (custodias compartidas).

Todavía le queda mucho camino por recorrer a esta niña y como siempre, los niños son los que llevan la peor parte.