lunes, 14 de diciembre de 2009

Microentrada X Yo también sufro en silencio (Aunque por dentro me cague en Dios)

La semana pasada me tocó ir a hacer unas gestiones. Por supuesto que había escasez de funcionarios. Donde normalmente hay 4, ese día había 1 para los 13 que estábamos allí (y los 10 que llegaron después). Para entregar un papel estuve 52 minutos de reloj. Hoy he encontrado esta viñeta en la red. Estoy por recortarla y llevarla conmigo la próxima vez que vaya y colgarla en el cartel de anuncios. Palabra de Loco.

6 comentarios:

noe dijo...

Este tb es gallego?¿?¿juasjuasjuasjas
me encanta!!!
Ser felices

Música dijo...

hay de todo, algunos habría q matarlos con tomate, en mi unidad son más los que no trabajan, los fijos..., los interinos y los autónomos muchísimo...manda huevos, no te puedes imaginar lo que al cabo del día te puedes llegar a cabrear...

ulises dijo...

A lo de no trabajar hay que añadir la hora del cafelito.
¿Porqué será que cuando uno va a hacer alguna trámite siempre hay unos cuantos en la cafetería?
Por no decir que cuando regresan vuelven con bolsas del Mercadona.

Pecosa dijo...

Esa viñeta es más real que la morcilla que le han puesto por labio superior a la Belén Esteban. (¿¿Has visto la cara nueva que le han dejado??)

Loco dijo...

Si tía, estoy por hacer una entrada con su nueva cara.

Pecosa dijo...

¡Venga! ¡Que así criticamos todos!