martes, 16 de marzo de 2010

Crónicas madrileñas III

Capítulo 3: El encuentro.

Loco: ¡Cuántas ganas de verte!
Coma: Lo mismo. No te imaginaba así.
Loco: ¿Qué tal tú?
Coma: Muy bien, con ganas de este encuentro.

Y bla, bla, bla, bla durante unos 3 min que no recuerdo mucho porque fue todo como muy rápido. En esto me dice Coma;

Coma: Ahora vamos a coger el metro para ir a casa de Interrogación y damos una vuelta por Madrid antes de que nos recoga Punto que sale a las 3. Te tengo que enseñar un cuadro del Museo de la Tita Cervera que vas a flipar. Pero antes, toca metro. ¡A ver si no nos liamos!
Loco: Yo me dejo llevar.

Y dicho esto saca un mapa y nos adentramos en el subsuelo. Ni que decir que nos bajamos en la parada que no era, pero eso dio igual porque tuvimos más tiempo para ponernos al día. Lo que sí, no pude apartar la vista en este anuncio:
(Esta es la versión catalana a falta del original que me tiene que enviar Coma)

Y pensé; '¡Qué necesitada debe de andar esta tía para tener que hacer estas cosas!'

Después de hacer y deshacer en el metro llegamos a casa de Interrogación. Bloggero muy simpático que se ofreció a guardarnos las maletas mientras íbamos a nuestro encuentro con Tita. Una vez en su museo, Coma me plantó delante del cuadro y me dijo:

Coma: ¿A qué es lo más surreal y espantoso que has visto en tu vida?

Yo me quedo sin palabras y hago amago de sacar la cámara para inmortalizar el cuadro cuando la de información me lanza una mirada de 'como saques una foto, verás tú'. Y yo pienso; 'Para una vez que sale peinada la Tita, no la dejan retratar.' Pero yo tengo esa imagen en este vídeo del youtube, (Coma, lo he conseguido)

Atención al 01:49 y parar el vídeo. No necesito que diga que ese vestido a lo campanilla no tiene sentido ninguno, así como tampoco lo tienen esa especie de alas (más detallado en 02:20). Y el momento perro no tiene precio. Lo bueno es que le da espalda al barón. Se le veían las intenciones allá por el '89, fecha del cuadro. Ni que decir que ese cuadro no lo tienen en la tienda del museo por el posible cachondeo.

Después de este quemado de retina, salimos del museo y damos una vuelta a no me acuerdo donde, pero con vistas y panorámicas muy chulas. Para ejemplo, este botón.

Tras varias vueltas, recibimos mensaje de Punto diciendo que nos esperaba en un bar cerca de la casa de Interrogación. Así que dimos vuelta y volvimos a casa de éste, donde recogimos las maletas y nos despedimos. En breve estaríamos los 4 juntos.

Al localizar el bar, los vimos desde la calle. Estaban sentados uno frente al otro sin dejar de hablar. Y fue algo instantáneo. Nos vimos. Dos dentro y dos fuera. Tras los saludos, abrazos, besos. Los '¿Qué tal?', '¡Qué ganas de veros!', nos metimos en el coche de Punto y nos dirigimos a su casa. 20 min. de viaje donde no paramos de hablar en todo el trayecto. Trayecto por el cual, Punto nos hizo de guía turístico indicándonos que era eso y aquello y quién tiene casa por allí, etc...

Una vez en su casa, seguimos con la charla. Charla en la que teníamos que levantar la mano para poder hablar, porque vaya 4 cotorras que estamos hechos. Y después de brindar por el encuentro y de cenar y de seguir hablando hasta las 4 a.m. nos metimos en cama. Mañana nos esperaba Madrid y el fin de semana no hacía más que esperar.

- Cita del día: ¡Qué ganas de veros!
Creo que fue la frase más escuchada ese día.


- Tema del día: The Whitest Boy Alive '1517' Rules (2009)
Por ser una de las muchas canciones que sonaron esa larga noche.

7 comentarios:

Música dijo...

yo la primera vez que ví el cuadro de la Tita me quedé muerta, mi vida no ha sido igual desde entonces.
Alguien me comentó que no se peina debido a una superstición que no consiente que nadie le toque el pelo, su adivina no se lo recomienda o algo así.
Veo que te lo has pasado teta! y vió Dios que eso era bueno

Loco dijo...

La verdad que ese cuadro ha sido una de las imágenes del viaje.

Pecosa dijo...

Aunque sale peinada, se le ve el flequillo algo desaliñado (yo creo que sufre de encrespamiento de toda la vida, la Tita).

Así como el retrato del barón es más colorido, el de ella da un poco de yuyu (las alas también aportan). Está tan siniestra...

Mery Fence dijo...

Bueno, entonces ¿Madrid ha cumplido tus expectativas? ¿te ha gustado?...

Loco dijo...

*Pecosa: siniestra no, más allá de los siniestro.

*Mery: más que cumplido las ha desbordado.

La Semana Fantástica dijo...

¿?

Yo soy más

...

:)

Loco dijo...

Jajjajajajaja.

You're right.