miércoles, 10 de marzo de 2010

Mini Locura IX

Tres modos de contar una historia.
Caso A:
- ¿Qué te ha pasado en el ojo?- pregunto a ......
- Nada, me caí del tobogán en el patio con mamá.
- Pues ten más cuidado.

Caso B:
- ¡Mira como tiene el ojo ....!- le digo a mi compañera.
- Ya se lo ví. Pregúntale que le pasó.
- ¿Qué tienes ahí en el ojo?- le pregunto al niño.
- Nada, es pintado.- me responde.
- Es mentira profe, se golpeó con la mesa de su casa.- dice el acusica del cole.
- No seas chivato- le riño al acusica.
- Bueno, es un poco pintado y un poco golpe de la mesa.- me dice el niño del ojo.
- Pues ten más cuidado.- le digo.

Caso C:
- ¿Qué tienes ahí en el ojo?- le pregunto a ...... tras verle una mancha negra en un párpado.
- Mi madre me prohibe hablar de ello.- me responde.
- Pues ten más cuidado.- le digo.

Lo dicho, que casi tenemos tres tuertos esta semana en el cole.

12 comentarios:

Manzanero dijo...

Dios, el caso C me ha dejado... intento no pensar en lo peor, pero, ¡pobre niño si es lo que estoy pensando!

Loco dijo...

Pues no pienses en lo peor porque no lo es. Su madre es que, a parte de tenerlo bien enseñado en no contar nada de casa, es profe. Juega con ventaja.
Sin embargo el niño es lo suficientemente listo como para saber distinguir lo que puede y un puede contar.

Música dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manzanero dijo...

Uf, me dejas mucho mejor! No des esos sustos, eh!

Un abrazo, Loco (:

Música dijo...

no es lo listo que sea el niño para saber lo que puede contar,si no el estado de ánimo del receptor del mensaje, yo como trabajadora social lo primero que pensaría por defecto es lo que dice Manzanero, sin alarmarme pq en estos casos tengo bien comprobado que nada es lo que parece, los casos que sí son los muy menos aunque se hable tanto de ello.
Que gracia al ver la palabra "acusica", cuando estudiaba en Jaén allí a esos le decían "alcucilla"

Pecosa dijo...

Que sepas que me he enganchado como una loca al jueguito este de los bloques que tienes enlazado. He parado en el nivel 16 porque tengo que destensionar cerebro antes de ir a dormir. Qué vicio.

ulises dijo...

Yo estaría al tanto de los tres niños, no me fío de nadie. Soy un poco paranoico y "todo el mundo miente" House dixit.

Música dijo...

no se puede uno fiar de la mitad de la cuadrilla...pero que complicado alcanzar el término medio en los niveles de implicación

Loco dijo...

No hay nada más allá de lo que he escrito en estos 3 casos.
Pero si es cierto que, tras 10 años trabajando con niños, hay veces que se intenta maquillar una realidad que no es tal.
Como dice Música, ese término medio es muy difícil. Siempre puedes orientar, pero implicarse a veces es muy complicado, sobre todo si sólo tienes indicios y nunca pruebas fiables.
Se dice que los niños dicen siempre dicen la verdad. Yo os aseguro que no siempre.

Música dijo...

tic, tac, tic, tac ayyyyyyyyyyy

chuikov dijo...

cuando éramos pequeños estabamos siempre llenos de moratones, heridas, tiritas, puntos de sutura... éramos más brutos y la gente menos susceptible. estas cosas son bastante brumosas...

Loco dijo...

El problema de hoy en día es la superprotección, un tanto excesiva, a la infancia.