viernes, 23 de julio de 2010

Aviso a navegantes

Querida familia virtual,

Como ya sabéis, durante 11 días estaré haciendo el Camino de Santiago. Esta es la segunda vez que lo haga este año. ¡Si me ven mis profes los curas, me dan las llaves del cielo! Pero no creáis que lo hago ni por obtener la compostelana ni por el rollo místico tipo Santa Teresa. No. Lo hago por ser una forma barata de conocer gente, ver España (tan de moda ahora con lo del mundial) y para estar un rato conmigo a solas. Y eso de a solas es un decir, porque siempre acabas conociendo a gente durante el trayecto.

Debo decir que la otra vez lo que lo hice, coincidía con un portugués que estaba bastante bien peeeeero que iba con el padre y, éste no se separaba de él. No sé a quien me voy a encontrar, pero si surge algo, ¡está este perro chico como para seguir pasando hambre!

Intentaré hacer alguna que otra entrada sobre la aventura, pero me parece que en la mayoría de los albergues por los que pasaré no tienen internet. Pero sí hay cybers, por descontado que lo haré. Y a la vuelta, os pondré fotos, fotos, fotos y más fotos junto con anécdotas y problemas que vaya encontrando.


Os echaré de menos estos 11 días.

-Cita del día: Antonio Machado
'Caminante son tus huellas el camino nada más;
caminante no hay camino,
se hace camino al andar,

y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar."
Versos que tendré en mente durante la travesía.


-Tema del día: Serrat 'Caminante no hay camino'

Lo de arriba echo canción.

P.D.: he dejado alguna entrada programada. Sí no aparece publicada, quedará demostrada una vez más mi torpeza con las máquinas de sicilio.

jueves, 22 de julio de 2010

Foto Loca VI Verde

Hoy he encontrado esto en la playa:

Ahora ya puedo pasar a la segunda prueba: buscar la aguja en el pajar.

lunes, 19 de julio de 2010

Tributo II Pepe Rubianes

Tengo debilidad por este humorista (por él y por Moncho Borrajo) No pude verlo en directo (cosa que sí con Moncho), pero menos mal que tenemos internet para recordarlo.
Pepe, ¡cómo se te echa de menos!

Os dejo extractos de su mejor obra (para mi) "Solamente" (2003)






jueves, 15 de julio de 2010

¡Qué el pueblo hable! III

Este mes toca elegir cual es, para vosotros, la mejor cabecera de una serie.
Sé que es difícil, pero...

Después de mucho pensar,

Loco y Ulises eligen:
A dos metros bajo tierra


Kenyon elige:
Mujeres desesperadas


Música elige:
Dragones y Mazmorras


Nieves elige:
Doctor Mateo


Pecosa, Noe y Mica eligen:
Dexter


Zorrocloco elige
Oliver y Benji (entre otras)



Mr. Celofan elige
El equipo A (en inglés)



Logan elige:
Dinastía

domingo, 11 de julio de 2010

¿Coitus imterruptus?

Ya sabéis que de vez en cuando voy a una playa donde la mitad es nudista. Ya he puesto alguna que otro fotografía de esa playa (no pondré la foto de mi culo otra vez, tranquilos)

Ser nudista tiene varias ventajas. Tienes un moreno integral sin marcas, bañarse desnudo en el mar no tiene precio, no te molesta el bañador mojado, que ves el cuerpo tal como es y a la gente libre de complejos, etc.
Pero también tiene inconvenientes. Que en caso de ligar no hay lugar para la imaginación, que vayan a tu zona gente que no es nudista, que te encuentres con alguien conocido, etc.
Pero sin duda, el peor inconveniente son los mirones. Sí, esa especie de ser humano que se pasea por la playa a ponerse las botas con los cuerpos de la gente, o el que se pone en la playa nudista sin estar él desnudo y del que no sabes si está tomando el sol o grabando a la gente a escondidas. Normalmente con este tipo de personajes, la gente les plantamos cara y les decimos (algunas veces con muy malas maneras), que se vayan a la zona textil o que se quiten el bañador si quieren estar en esa zona.
A mi realmente me da igual porque a quienes van a a mirar son a las tías, pero hay veces que lo hacen con tanto descaro que me da vergüenza ajena. Y es ahí cuando la gente se molesta y se les dice algo y esta gente se va.

Por suerte, en la zona donde me pongo, nos conocemos todos y sabemos que no hay problema. Y la gente nueva que llega nueva también es nudista y no pasa nada. De una época para aquí, estábamos muy tranquilos ya que los mirones parecía que habían desaparecido. Y he dicho estábamos. Porque ayer, descubrimos que no habían desaparecido. Habían cambiado de sitio. Ahora se ponen aquí:
Si amigos. Ahora se ayudan de la maleza del monte y observan, se tocan, se ponen las botas y no sé si hasta graban a la gente. Ayer se formó revuelo, pues la gente no hacía más que señalar a la zona para echar a los mirones (que sepa, había dos). Incluso hubo unos cuantos que subieron a la zona para increparles. Ni que decir que los mirones se fueron. Pero al cabo de la hora volvieron formando el mismo revuelo de antes y repitiendo lo mismo.

Hoy volví a la playa a pesar de estar el cielo nublado y la playa cubierta de brétema (es que en gallego suena mejor). Aún así, no hacía frío y se estaba muy bien. Había poca gente, pero la poca que había era la de siempre, la incondicional. Poco a poco la gente se fue retirando (Mundial 2010), pero como era temprano (18:15), me quedé leyendo. Perdido entre las páginas del libro se me pasó el tiempo y al volver a levantar la cabeza, ví que no quedaba nadie, que era el único en la playa. Le levanté para estirarme, cuando descubrí que había una pareja en el agua. Pensé: 'Joer, hay gente que no tiene frío'

(Apunte: para la gente que no lo sepa, las playas gallegas no son de mar, son de océano (Atlántico, para los de Cuenca), y la temperatura del agua suele estar entre los 17ºC-19ºC grados. Es decir, helada de cojones)

Decidí que hoy no había baño y viendo la hora que era (19:25), empecé a vestirme. Tras recoger todo, alzo la vista para ver el cielo y descubro que en la zona donde puede estar la pareja, acababa de ponerse un mirón. Decidí ir a avisarlos de que se cambiaran de zona y que tuvieran cuidado, que ultimamente había mucho mirón por ese monte.

Al acercarme a la zona donde estaban, descubro para mi asombro que estaban realizando un coito. Es decir, follando. Sí, con todas las letras F-O-L-L-A-N-D-O. En ese momento me quedé en blanco, al mismo tiempo que tenía un poco de envidia. Debido a la posición coital, ellos no me vieron y por primera vez en mucho tiempo no sabía como reaccionar.
Si marcharme sin hacer ruido o interrumpirles y decirles algo así:
'Ejem, siento interrumpir vuestro acto sexual, pero quería deciros que no sois los únicos que estáis disfrutando, ya que si os despegáis y levantáis la cabeza, veréis que ahí arriba hay un tipo haciéndose una paja a vuestra salud'

Debido a la pasión que tenían y a los movimientos acelerados de él, intuí que estaban llegando al clímax y decidí dejarlos, ya que ya sé lo que se siente cuando a uno lo interrumpen en pleno folleteo; ya sea llamada a la puerta del vendedor ambulante (suputamadre), la llamada de teléfono de tu madre para saber que haces (¡joer mamá, no te puedo hablar que tengo la boca ocupada!) o el sonido del telefonillo con los pesados de tus amigos (¡no podéis llamar antes, josdeputa!)

Así que nada, los deje hacer y permití que unos disfrutaran y que otro, por esta vez, se consolará con la visión.

¿Obré mal?

P.D.: después de la visión del folleteo, supe por qué tenían calor y se metieron en el agua. Intentaban calmar los ardores y encontraron mejor solución que las heladas aguas del atlántico.

- Cita del día: 'Las ventajas del nudismo saltan a la vista' Woody Allen
Nunca estuve tan de acuerdo.

-Tema del día: 'Je t'aime...moi non plus' Jane Birkin & Serge Gainsbourg (1968)

La tengo que poner en el móvil para poner B.S.O. a los siguientes folleteos que se den en la playa.

martes, 6 de julio de 2010

La monitora (por llamarla de alguna manera)

Siendo profe, no me cuesta trabajo ver y valorar el comportamiento de los niños en situaciones cotidianas cuando están fuera del colegio. Hablando en cristiano, cuando ves que lloran en el supermercado cuando no consiguen lo que quieren, cuando juegan a la pelota en la playa y molestan más que juegan, cuando pasean con la bici por el medio de las sillas en una terracita (como lo leéis). Ni que decir tiene que el 80% de las veces la culpa la tienen los padres por consentirles cosas que yo no me atrevía a hacer a su edad por la posible pérdida de dientes. No voy a descubrir que estamos en la generación del 'Sí'. Sí a todo lo que piden y lo que quieren hacer.
Además de esto, también me suelo fijar en el comportamiento de los padres, y en más de una ocasión me dan ganas de reprender al padre/madre y mandarlos de nuevo al colegio para que sepan educar, dentro de unos parámetros sociales correctos, a sus hijos.

Esta introducción me lleva a la siguiente anécdota.

En la ciudad donde vivo, como en muchas otras (no creo que sea específico de mi barrio), el ayuntamiento ofrece los llamados 'campamentos de verano'. Para el que no lo sepa, son centros cívicos que ofrecen sus espacios a empresas/asociaciones juveniles para organizar actividades en horario de mañana para todos los niños que quieran, para padres que no puedan conciliar trabajo-niños y no tienen con quien dejarlos, o para todas esas madres que aparcan a sus hijos toda la mañana mientras ellas se van de cafés hasta la hora de comer. Estas asociaciones/empresas son las que organizan los eventos y las encargadas en contratar monitores para llevar a cabo su programación.

Este martes me tocó llevar a mi sobrino ya que quería ir después de ver que sus compañeros del cole acudían. Después de dejarlo, y aprovechando el buen día que hacía, me quedé en un parque cercano leyendo. Al cabo de la media hora salió una monitora, de unos 19 años, a ese mismo parque con un grupo de niños de entre 10-12 años. Una vez situados, empezaron a hacer distintos tipos de juegos: que si el pañuelo, que si el brilé, que si ahora una rueda, etc... (esto me llevó a pensar que en mi época, o te contentabas con ver la tele, o ibas a casa de tu abuela a coger un colocón de naftalina, o ponerte a hacer el cuaderno Santillana mientras tu prima mayor ejercía de nefasta profesora sin gracia)

Tras un rato, rato en el cual valoraba el trabajo de la monitora (defecto de profesión), vi que los niños se le subían un poco a la chepa. Pensé: 'Pobre, tiene la pinta de ser primeriza.' Pero me quedé para ver como
sufría se las arreglaba. En un momento dado y viendo que todo se le escapaba de las manos, empezó a cantar las típicas canciones de corro para que se calmaran un rato y encauzar la cosa.

De repente uno de los niños grito aquello de ¡BOOOOOOOOOOMBA!. Y yo pensé: 'Nada, le va a reñir por estar gritando sin motivo y pasarse la letra de 'El patio de mi casa' por el mismo arco de trinfo'. Pero no. Para mi asombro, esta monitora empezó a cantar la canción animando a los niños a seguir la letra mientras ella al ritmo de, 'Sexy, un movimiento sexy', se tocaba todo el cuerpo (cuando digo TODO, quiero decir todo) y se contoneaba en una especie de regetton y barra americana, creyéndose la más
cerda guay de la pista.
Ni que decir que los ojos no se me salieron de las cuencas porque Diosa no lo quiso, pero asombradiño me quedé.

Conclusiones:
a) no todo vale a la hora de trabajar con niños.
b) tengo que hablar con mi hermana para decir que tipo de monitoras hay en ese campamento.
c) como entregue el C.V. en mi cole, va apañá.


P.D.: no sé que coño le pasa a la fuente que hace lo que le sale del carallo, hostiaputaya.