lunes, 19 de julio de 2010

Tributo II Pepe Rubianes

Tengo debilidad por este humorista (por él y por Moncho Borrajo) No pude verlo en directo (cosa que sí con Moncho), pero menos mal que tenemos internet para recordarlo.
Pepe, ¡cómo se te echa de menos!

Os dejo extractos de su mejor obra (para mi) "Solamente" (2003)






8 comentarios:

ulises dijo...

A mí también me gustaba. No pudo ser otro el que representase mejor al Maki barcelonés.

Logan dijo...

Uy, pues a mí la Moncha me echa mucho para atrás. La veo como la típica graciosa en el escenario, pero luego malísima y super borde con los demás. Que le pregunten a Rosa Valenty.
Por cierto, la Moncha tiene cara de monja xD.

Loco dijo...

*Ulises: no te puedo dar más la razón.

*Logan: no te creas que es malísima detrás de los escenarios. Por lo menos no dio esa impresión cuando acabó su espectáculo (espectáculo en el que dio 2 bises y alargó más de 45. min).

Lo de graciosa en el escenario es cierto, pero el arte que tiene no se lo puedes discutir.

Y sí, tiene cara de monja-món.

Mery Fence dijo...

Mi padre era súperfan de este señor (yo la verdad le desconozco bastante).

Logan dijo...

Locooooooo!! Que te vas de peregrina! Ten mucho cuidao con el polvo del camino... ;-)

noe dijo...

Joooooooo nos dices que echas de menos a Rubianes.....y ahora te vas tú?¿? un gallego haciendo el camino de santiago?¿?¿?¿?esto debe ser muy pero que muy gallego!!!!!!!!
Pásalo bien....es genial hacer camino......
Te echaremos de menos!!!!!

Loco dijo...

*Mery: Ahora ya sé quien tiene el criterio en tu familia.

*Logan: Pues sí, a ver si alguie me coge de la mano.
Y el polvo es lo que busco.

*Noe: jajajajaaj, es muy gallego y muy internacional. Y aún no me he ido que me queda una semana.

Pecosa dijo...

¡Con el sudor de tu polla lo voy a ganar! ¡Jajajajaj!

Estaban ahí sentados los gordos aquellos... los maricones esos, cómo le llaman... los que tocan a los niños... ¡LOS OBISPOS!", ¡¡jaaaaaajajajaj!!

Menudo personaje.

Ay... Yo que lo tuve tanto tiempo ahí, en plena rambla, y no fui... Hay veces que despertar tarde no tiene remedio. Cagoendiez.