viernes, 31 de diciembre de 2010

Y todo lo que empieza acaba

Último día del año.
Día en el que nos hacemos los propósitos del nuevo año.
Sí. Esos propósitos que nunca se cumplen y quedan olvidados en el cajón hasta 365 días después.
Momento en el que, como cantaban Mecano, se hace balance de lo bueno y lo malo.
Día en el que nos ponemos trascendentales y deseamos a todos las mayores energías para un nuevo ciclo.
Fin de un año. Y fin de una década.

En esta última entrada de año me prometí no caer en lo habitual pero me es imposible. Es como que hay una fuerza superior que te empuja a teclear lo mismo de todos lo años (este es el momento trascendental). Aún así, no quiero dejar escapar este año sin poner aquí los tres mejores momentos que me han ocurrido este año (momento balance). Y digo sólo las mejores, porque momentos malos no he tenido muchos, gracias a Diosa, y los que he tenido no me sale del monguer (Mery dixit, ¡te queiro darling!).
Esos tres momentos son:

1º: ser de los afortunados que sigue manteniendo su trabajo en estos tiempos tan jodidos y poder decir que en tema salud, la cosa ha ido fenomenal.

2º: haber hecho el Camino de Santiago este verano solo y a la aventura. Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida, ya no sólo (con acento y que se joda la R.A.E.) por tener un momento a solas conmigo y conocer paisajes y lugares del norte de España y Galicia que si no se hacen así no se conocen, sino por haber conocido a 12 personas que estábamos destinadas a encontrarnos y con los que pasé 12 días de lo más maravilloso. Gracias chicos, ¡os quiero! y nos vemos en el camino o donde sea, ya sea Murcia, Toledo, Alicante, Valencia o Pamplona.
Como dice un amigo: "No hay nada mejor que tener amigos por todas partes para tener alojamiento pagado en vacaciones"

3º: la última locura y las más valiente (según algunos amigos) ocurrió en un fin de semana de marzo en Madrid. Cuatro blogueros que no nos conocíamos de nada, salvo por leernos en estas páginas virtuales, nos veíamos después de plantearlo como un juego. Y lo que empezó como un juego acabó siendo realidad y nos vimos en la capital. Al principio tuve un poco de recelo al ir, pero una vez allí la magia surgió. Creo que los cuatro recordaremos por mucho tiempo ese fin de semana y que lo reviviremos la próxima vez que nos veamos. Porque sé que habrán más encuentros. A los 3, deciros que os quiero.

Pues nada. Este ha sido mi año resumido en cuatro palabras.
Al resto de familia virtual que entra en este humilde manicomio a leer las cosas que cuento y que me pasan (otro momento trascendental), daros las gracias y desearos un buen 2011 y que este año venga cargadito de magia y de ilusión para repartirla por estos 365 nuevos días que nos trae el dios Cronos.

¡Salud y alegría!
Os quiero.

Y no puedo irme sin caer en otro clásico musical.

13 comentarios:

Ana dijo...

Ainsss¡¡¡estoy leyendo tantas cosas bonitas hoy que se me está poniendo un nudillo en la garganta, así que no pincho el YouTube de Mecano que si no la voy a liar y sólo son las once y media de la mañana¡
Loco, te deseo que durante este nuevo año nos sigas contando muchos buenos momentos como estos.
Feliz 2011¡¡
Besos.

peibol dijo...

Como me gustaría hacer una quedada blogger así, pero a ver quién se atreve a irse hasta Madrid para ver a unos "desconocidos". Ah, ya sé quién... ¡tú! XD

La primera vez que hice una fue con tropecientos bloggers de aquí... de los cuales sólo (jódete RAE) conocía a uno. Después de eso he tenido unas cuantas quedadas blogger, combinando a 9 personas (yo incluído), pero nunca quedando más de 4. Esto me pasa por vivir en Tenerife...
En cualquier caso me identifico con ese sentimiento de buen rollo instantáneo, es genial. :D

Me quito el sombrero con tus cojones para hacer el camino de Santiago solo. Es una de mis asignaturas pendientes, igual que volver al gimnasio, que hace MEDIO AÑO que no voy, y quiero volver a subir y bajar escaleras a la velocidad de la luz sin que se me altere la respiración (ese es mi baremo para saber si estoy en forma o no).

Veremos en qué quedan todos estos propósitos cuando estemos en marzo.

¡Feliz año nuevo Loco!

JuanRa Diablo dijo...

Pues has ido a decir dos cosas fascinantes que me atraen también muchísmo: hacer el Camino (aunque sea solo - éste sin acento :P) y una quedada bloguer con toda esta buena gente que llevo conociendo desde que escribo en el blog (entre los que te incluyo, Loco) Yo no dudo de que saldría bien porque la predisposición a algo bueno y la simpatía sincera no pueden fallar.

Pues, ea, felicidad a capazos para el nuevo año y la nueva década para ti también. Entre gritos y pitos.
Un abrazo

Mery Fence dijo...

FELIZ AÑO A TODOSSSSSSSSS!!!!!!

Y este año 2011 va a ser mejor porque tienes una cita pendiente con esta servidora cuando vuelvas a "La villa"

Kenyon dijo...

Besos Loco, feliz año nuevo, espero que todo te vaya de maravilla y seas muy feliz.
Besos.

Runner dijo...

Locoooo, ¡feliz año, guapo! Yo no me voy a poner en plan pelma, para variar un poco. Me erijo como portavoz de tus lectores para decirte que queremos que cuentes si hubo sexo o no en esa quedada bloguera. Queremos saber. Cuéntalo gratis aquí y no te vayas al Hola.

ulises dijo...

Feliz 2011 Loco. Me ha gustado lo de con acento y que se joda la R.A.E.

WMWìRiÄWMW dijo...

Feliz año! Que sea un año loco, loco, loco como tú!
Te seguiremos tus andadas por tu blog, un beso! W.

Superpatata dijo...

Feliz año nuevo!!!
Nos seguimos leyendo.
Besos!!

Mica dijo...

Feliz año mi Loco preferido. Este año seguro que es mejor que el anterior.Así que a disfrutarlo más si cabe. Un gran beso.

Thiago dijo...

Y los otros tres blogueros... los conocemos?


Bezos.

Loco dijo...

*Ana: eso de leer y escuchar cosas bonitas tiene días concretos: fin de año, cumpleaños, nacimientos y defunciones.
Buena entrada de año. Besotes

*Peibol: jajajajjaj, y no creas que decidirme a ir a Madrid me costó mucho. Y a Tenerife si hay que ir, se va.
Y el Camino de Santiago, hay que hacerlo, Sí, sí. Hay que hacerlo. Merece la pena.
Feliz año a ti también.

*JuanRa: pues si hacemos una quedada mientras hacemos el camino, matamos dos pájaros de un tiro.

*Mery: que tiemble la villa el año que viene (pensando estoy en ir o bien en carnavales o en la semana del orgullo, darling)

*Kenyon: que esta felicidad llegue a donde té estés querido.

*Runner: jajajajajaja. ¿Por qué siempre pensamos en lo mismo? No hubo sexo. Sólo besos y abrazos castos. ¿Para qué más?

*Ulises: ¡qué se joda,qué se joda!
¡¡Gensanta, cómo se ponen los filólogos!!

*Wmwmiriawmw: gracias. Un beso.

*Superpatata: feliz entrada a ti también.

*Mica: Sólo pido que sino es mejor, por lo menos la mitad de bueno que este.
Un besote.

*Thiago: ahhhhhh...se dice el pecado pero no el pecador.

Pecosa dijo...

El 2010 para mí ha sido un año de grandes contrastes: han pasado cosas realmente feas, pero también otras que pasarán a la historia por bonitas, emocionantes y locas.

Como tú, he llegado a la conclusión de que el trabajo y la salud son dos pilares importantísimos. Tenerlos es ser afortunado.

Un viaje en solitario creo que es algo que todos deberíamos hacer al menos una vez en la vida (yo aún lo tengo pendiente), así como una quedada blogger para el que es bloguero. Una... tras otra.

Aunque llego tarde a esta entrada, me ha emocionado mucho leerla y ver que ha sido un año tan positivo para ti. Espero que el que acaba de empezar sea igual o mejor. Seguro que lo es.

¡Te quiero, Loco!