jueves, 5 de mayo de 2011

Preguntas a mi psiquiatra I

¿Qué es más inhumano?
¿La celebración de UNO por la muerte de MILES de personas o la celebración de MILLONES de personas por la muerte de ese UNO?

9 comentarios:

Pecosa dijo...

Podemos creer que alguien merece la muerte por cometer un crimen, pero de ahí a ir a dispararle a quemarropa hay un abismo.

tara dijo...

Hace unos años a eso se le llamaba terrorismo de estado.Ahora es la defensa de la democracia.... ¿Qué democracia hay es posible sin justicia?

JuanRa Diablo dijo...

Mucha enjundia en esa pregunta, Loco.
Se ha actuado pensando en muerto el perro se acabó la rabia... pero, y ahora qué.

De todas formas es que cualquier medida adoptada hubiera tenido sus pros y sus contras. La pregunta es
¿Desde dónde se ven mejor los toros, desde la barrera o cara a cara?

Juanjo dijo...

Las dos cosas son igualmente inhumanas pero no olvidemos que tamnien somos animales
un abrazo

Runner dijo...

Todo el mundo tiene derecho a que se le conceda un juicio justo, por muy terrorista y asesino que uno sea, y Bin Laden no era una excepción. No se puede entrar en un país sin permiso, cometer un asesinato y luego celebrarlo como si te hubiese tocado la lotería. Es repugnante. Estas son las miserias de EEUU.

noe dijo...

Celebrar la muerte de alguien en cualquier caso... dice muchas cosas de la persona/s que lo hacen , nada bueno. Lamento que ese señor acabara asesinado brutalmente, junto a sus hijos...y lamento más las razones por las cuales terminó de esa manera... Pero así somos los seres humanos..... muchas veces más inhumanos de lo que nos pensamos.
Besos loco!

Loco dijo...

Y todo viene de un país que se proclama el instaurador de la democracia cuando sigue aplicando 'la ley del talión'.

Música dijo...

cuanta falta de amor...soy demasiado sensible para el mundo real....no puedo con mi Dharma

Omelette dijo...

En realidad es bastante humano, solo los humanos somos así de atroces e interpretemas las leyes y derechos cuando nos interesan. Somos así de chungos...

¿Y qué opina tu psiquiatra de todo esto?