miércoles, 7 de septiembre de 2011

Microentrada XLVI A falta de niños en clase...los hay esparcidos por el mundo (un título algo largo para ser una microentrada)

Situación espacial de la historia: un parque de mi ciudad.
Edad de la criatura: unos 6 años.

Se encuentra Loco leyendo en el parque mientras su sobrino está jugando.
A mi lado hay una madre con una niña que tiene una pelota.
En una de estas, la pelota se le escapa a la niña y la recoge un niño negro.
Se produce la siguiente conversación entre madre e hija.

Niña: - Mamá, ¿le quitas la pelota?
Madre: - Ve tú y pídesela. Así aprovechas y haces un nuevo amigo.
Niña: - Si voy, ¿tengo que jugar con el niño marrón?

Loco, literalmente, se dezorina.

8 comentarios:

Juanjo dijo...

Argggggggggg...vuelven laas bestiezuelas
Un abrazo

Take Your Mama Out dijo...

Si es que no sé por qué nos empeñamos en llamarlos negros si negros negros hay pocos! La mayoría son marrones.

ulises dijo...

Los niños y los borrachos nunca mienten.

genestel dijo...

¡Qué situaciones...!

Ayer conté mil niños a mi alrededor, ¡qué empiece el cole yaaaaa!

Un besote!

^`

Runner dijo...

Pues menos mal que no dijo: "Si voy, ¿tengo que jugar con el niño color mojón?"

Loco dijo...

Mañana empieza el curso escolar. Espero que vengan cargados de ingenio para seguiros contando que peculiares con las criaturas.

JuanRa Diablo dijo...

Juas! Pues no le faltaba razón a la niña, que hay negros marrones, negros negros y hasta negros blancos

Pecosa dijo...

Pues yo tenía muy poquitas ganas de que volvieran los niños al cole, no veas como tengo los cinco patios de recreo que veo desde el salón... a punto de ebullición.