jueves, 4 de octubre de 2012

He vuelto porque me lo pedía el cuerpo

Este lunes, después de 23 días y gracias al buen tiempo que teníamos, volví a uno de mis rincones favoritos de este planeta.

La playa. Mi playa.

Panorámica de la misma

Y he puesto los pies en su arena.

Arena cálida

Y el rugir del mar se apoderó de mis sentidos.

video
El mar, el poder del mar.

La calidez del sol bañó mi piel.

Con clásico entre las manos.

Las frías aguas cubrieron mi cuerpo.

video
Versión pies. Atención al efecto del agua.

Acabando la tarde viendo esta preciosidad de atardecer.
El sol se esconde sobre las 20:48

¡Hasta el año que viene!
Sniff.

5 comentarios:

JuanRa Diablo dijo...

¿Y cómo se llama esa playa?
¿Praia do Loco?

Es que disfrutar de una playa fuera de temporada, solitaria, sin aglomeraciones... ¡normal que llores a moco tendido! :D

(Relajantes los videos :)

Pecosa dijo...

No me extraña que sigas teniendo a primeros de octubre ese color de piel tan maravilloso.

La playa estará ahí siempre, Loco (bueno, a no ser que el gobierno lo declare zona urbanizable y construyan un complejo hotelero, pero sino, siempre)

runner dijo...

Ya vuelves a mostrar cacho... Y de nuevo los pies. ¿No tendrá esto algo de podofilia? ;)

Toshiaki dijo...

Como sabes alterarme!!! jajaja

:)

Loco dijo...

Jajajjaja, Toshi, fue colgar la foto de los pies y pensar, este niño ya tiene tema.